Los Beneficios del perejil

Las hojas de todos los tipos de perejil son ricas en vitaminas A, B1, B2, C y D, siempre que se consuman en crudo, ya que la cocción elimina parte de sus componentes vitamínicos. Si bien el perejil suele cocinarse (mejor levemente, de modo que conserve su aroma), igualmente se puede comer crudo, por ejemplo en la ensalada “taboulé”, típica de la cocina libanesa.

La mejor manera de sacar partido al perejil es a través de su infusión y así disfrutamos de sus propiedades:

La infusión de perejil es diurético, lo que nos ayuda a eliminar la retención de líquidos, por ello tiene la cualidad de ser un adelgazante natural.
Los herboristas chinos y alemanes recomiendan tomarlo como un té para regular la hipertensión, y los indios Cherokee lo usan como medicamento tónico para mejorar el rendimiento de la vejiga urinaria.
Ayuda a eliminar las flatulencias o gases ya que tiene propiedades carminativas.
A su vez, la infusión de perejil es ideal para aliviar los dolores causados por la menstruación.
Otro aspecto muy interesante del perejil es que se puede utilizar para tratar el mal aliento. En esta ocasión, antes de consumirlo mediante una infusión, es preferible que se mastiquen las hojas verdes del perejil.
Gracias a sus propiedades digestivas, se recomienda su uso para tratar el estreñimiento y trastornos digestivos que pueden afectar a cualquier persona.

Una advertencia muy importante para las mujeres que están embarazadas o en periodo de lactancia: El consumo alto de perejil está contraindicado ya que puede provocar contracciones debido a que aumenta la producción de oxitocina y disminuye la producción de la leche. Además, el perejil tiene un gran contenido de ácido oxálico, un componente implicado en la formación de piedras en el riñón

Deja un Comentario

Privacy Policy / Privacidad